Mi Amiga La Luna:::

Joaquin tenia 7 Años. Vivia en Huanta. La Luna era su mejor amiga, todas las noches se sentaba en el techo de la granja que su padre habia construido, conversaba mucho con su amiga la Luna.
-Lunita, Hoy estas blanquisima como la leche de Jacinta. Aunque siempre se te notan tus manchitas en tus cachetitos. Oye Lunita, no quieres hacer una carrera? el que llega primero al pozo gana la carrera. Esta Bien?
Y asi, Joaquin siempre jugaba con su amiga la Luna.

Cierta Vez.Un frio atemorizante hacia que todo avanzara muy rapido, dejando a la Luna escondida detras del manto de Nubes grises, Joaquin se puso muy triste, porque esa noche no pudo llegar a conversar con su amiga la Luna.

Al Dia siguiente, La Vaquita Jacinta vio que Joaquin estaba muy triste sentado a lo lejos; asi que cogio su inmensidad y con paso lento pero seguro avanzo hacia el.
-Muuuuu...Hola Joaquincito
-Hola Jacinta (Dijo sin levantar la mirada)
-Que pasa Joaquin? no haz jugado todo el dia, estas sentado ¿acaso estas triste?
-Si Jacinta. Ayer por culpa del viento no pude conversar con mi amiga la Luna y la extraño mucho. (dijo el pequeño sin despegar la mirada del suelo)
La Vaquita viendo la tristeza del niño y queriendo colabar con el le dio una gran idea.
- Joaquin. ¿Por que no haces una escalera que te haga llegar hasta la Luna?
Inmediatamente la cara de Joaquin se ilumino dejando notar una gran sonrisa...
-Es una excelente Idea, eres una Genio Jacinta
-Gracias Jaquincito.

De un salto Joaquin corrio hasta el establo y saco las herrameintas de su papa y se fue por todo el pueblo recolectando cualkier madero que le pudiera servir para construir su escalera que lo lleve hasta su amiga la Luna.

Joaquin habia buscado por todo el pueblo las maderas que necesitaba pero no le fue muy facil encontrarlas, cansado se sento a recuperar el aliento. De pronto frente a el, estaba la casa del Viejo Manuel, un señor de edad muy renegon, que no le gustaban los niños, ni los aniamles, ni el ruido... Joaquin lo penso dos veces antes de buscar en su Patio, pero cuando fue a dar un vistazo se dio con la sorpresa que habian muchisimas maderas...

Empezo a llenar su bolsita de maderas, muy apresurado para que no lo descubriera el viejo Manuel, Pero el sonido de la puerta abriendose hizo que Joaquin se congelara del miedo.

De la puerta salio el viejo Manuel quien muy airado le dijo:
-Oye Niño ¿Que se supone que haces con esas maderas? esas maderas son mias
Joaquin se moria de miedo y no le contesto.
-Que? acaso no sabes que a un adulto se le responde niño???
Joaquin muy asustado solto las maderas y empezo a llorar, sobandose los ojos y arrodillandose frente al viejo Manuel.
-Y ahora Por que lloras? pero si solo quiero saber que es lo que tramas...
- Señor... ehh... yo solo queria sus maderas para construir una escalera lo suficientemente alta para poder llegar a mi amiga..
Extrañado el viejo por las palabras del niño le pregunto.
-Amiga?? que amiga??
Joaquin señalando al Cielo le dijo limpiandose el rostro.
-La Luna.

El Viejo Manuel al ver la inocencia del niño se sintio muy mal por haberlo asustado y se acerco al niño y le dio su pañuelo...
-No llores chiquitin, no hay nada que temer. Pero temo decirte que lo que pretendes es un poco dficil, veras tu amiga la luna esta muy lejos y con una escalera no creo que la alcances.
Joaquin se puso muy triste al ver que su objetivo no se podria cumplir.
-Pero yo se de una forma como tu y tu amiga pueden estar mas cerca.

Al decir esto el Viejo Manuel llevo a Joaquin al borde del pozo y lo invito a asomarse. Joaquin se acerco y vio a su amiga la luna muy grande y bastante cerca. Joaquin con una sonrisota volteo a ver agradecerle al viejo Manuel y este con una sonrisa la acepto.

Desde ese dia cada vez que caia la noche Joaquin corria a casa del Viejo Manuel a ver a su amiga la Luna y a su nuevo amigo; y asi El Viejo Manuel ya no estuvo solo y ya no fue un viejo renegon.




Fin


Cuento de Micaela

0 Arrinconados:

Publicar un comentario

SUELTA LOS DEDOS HUMANOIDE...