28 Noches y sus respectivos dias


Abri los ojos y estaba en la esquina de Salaverry con 28 de Julio, empece a caminar rumbo a Jesus Maria, era una noche oscura y muy fria, el viento arreciaba a cada paso que daba, mis labios secos, mis manos heladas, los huesos congelados, aprete los dedos para ver si asi se calentaban pero nada, segui caminando escondiendo mi cara en la chalina roja que bordeaba mi cuello, mi casakita verde y mi mochila con parches.

Con las manos en los bolsillos caminaba en la vereda, a mi costado derecho una fila de autos con parejas unas conversando, unas muy acurrucaditas; la gente pasaba por mi lado, los perritos ladraban alegres.

Camila me habia abandonado hace 28 noches con sus respectivos dias, se habia llevado todo, su ropa, su maquillaje, su risa, su cabello suelto, su forma de hablar, su forma de amarme excepto su espejito rojo y su lapiz labial que ahora me acompañaba en mis noches vacias, sin sueños, sin nada.

Para dar un poco de color a mi noche empece a caminar por el borde la vereda balanceandome como si fuera un trapecista profesional de circo.Volvi a mi caminata, el aire ahora si golpeaba con fuerza. Hoy en la mañana castigue al lapiz labial y lo encerre en mi closet, no se merece una noche mas de desaliento, se merece algo peor la oscuridad, la soledad, el desamor, los abrazos no dados, creo que llegando lo acompañare.

Una risa a lo lejos me desperto de mis sueños, una risa muy conocida, casi taladrante y sobreotodo muy cachosa, no lo podia creer, a dos autos de donde estaba caminando el rostro de Camila se dibujo en la oscuridad de la noche, ella desde el auto rojo dejo de reir y abrio los ojos enormes como si hubiera visto un fantasma, su acompañante volteo pero no le di tiempo de reaccionar de un tiron lo saque del auto abriendo la puerta, le propine un derechazo que lo dejo retorciendose en el suelo, Camila desde su asiento me gritaba voces que yo no escuchaba.

- Estas Loco? que te pasa??? Quien te haz creido estupido eres un imbecil

Salio del auto sin dejar de insultarme, lo bordeo y llego hasta donde estaba yo. Que te pasa? me dijo con furia en sus ojos, solo la miraba, muy borrosa, las lagrimas comenzaron a salir y luego mi voz:
-Cami, te amo por favor regresa conmigo te necesito, vuelve por favor
-Que?? no!! se acabo ya no te amo entiendelo!!!

Me seque las lagrimas y asintiendo con mi cabeza empece a retroceder, ella fue a socorrer al tipo tendido en el suelo, empece mi caminata exaltado de corazon, solte mis manos el aire aun arreciaba contra mi.

El comienzo del Fin habia empezado.

0 Arrinconados:

Publicar un comentario

SUELTA LOS DEDOS HUMANOIDE...