ENCAÑONADOS (La apacible muerte de las libelulas)

Ahi estaba yo, sentado tomandome una gaseosa con mucho hielo, en uno de esos centros de comida rapida.
Estaba sentado en un cubiculo que hacia las veces de silloncito para los incansables engendritos que corrian descalzos por todo el grass artificial.
Entre ellos mi gordo hijo que tambaleandose me lanzaba una sonrisota y a seguir corriendo.

Cerraba los ojos y me dejaba llevar por la frescura del aire acondicionado. Pero en medio de la calma a mis oidos llego los alaridos de mi hijo en version kunfu fighting contra un niño un poco mas grande que el, cogi mis lentes oscuros me los puse en la cabeza y corri hacia el, antes que agarre a manazo limpio al chibolo que intentaba quitarle un dinosaurio que mi enano muy a lo barrunto habia hecho suyo.

De la misma manera, por el lado contrario una figura masculina cogio al otro niño separandolo del mio, lentamente asome mis tiernos ojitos cafes y una figura cuadrada, enorme y blankiñoza me tapo el poco de sol anaranjado agonizante y me dijo, con voz gruesa de comandante con sabor a Whisky, mujer barata y cigarrillo:

-Disculpa sobrino pero este mounstrito es incontrolable, parece que a los dos les gusto ese bicho. Es tu hijo??

Yo, al darme cuenta de su porte militar, me quedo callado para no hacer mucha conversacion y solo con la cabeza le hago un gesto de aprobacion.

- Puta Madre sobrino, esta Huevona se demora como mierda para traerme algo del carro, asi son las cholas no?? (soltando una sonrisota que se dibujaba debajo de su gris mostacho)

-Si, seguro

Respondi volviendome a sentar y tratando de no mirarlo para que de una vez por todas se large, Tocho de mierda. Pero parece que no entendio el mensaje, porque levantandose las bastas del pantalon se sento a mi lado, se abrio el boton de la camisa y secandose el sudor con su pañuelo asquerosisimo, me miro y me dijo:

-Sobrino, que calor de mierda que hace aqui, estos Huevones no suben el aire acondicionado me estoy friendo,(Hizo una pausa y señalando a mi hijo me dijo) Oe tu chibolo esta bien papeado ah! seguro que come como mierda no?, puta mi chibolo traga que da miedo sobrino, y eso que su mama es delgada, pero asi es sobrino, que edad tiene tu chibolo?

- 1 año

- Ta chibolito, cuidalo mucho a esa edad se caen bastante sino estas detras de ellos estos mierdas se sacan su gran puta y despues se joden la cabeza, cuidalo...

-Si ya se cayo, el año pasado de 7 meses se cayo de su andador y se abrio la cabeza, le pusieron 5 puntos
-Puta sobrino, que feo, pero recio tu gordito miralo a ese conchesumare bien papeado el gordito (mientras miraba a mi hijo se cagaba de risa hizo una pausa pues lo interrumpio cuando vio entrar a una mujer al estableciemiento) por fin viene esta cojuda, perdon sobrino.

Se levanto y se acerco a una mujer, muy atractiva; alta, con el pelo pintado pero con razgos andinos muy definidos, vestia un pantalon blanco y un top color turquesa que dejaba ver sus dotes delanteros, tenia el pelo suelto y por debajo del maquillaje se notaba su carita de niña aun, mas abajo una pequeña pancita que delataba un parto sin cesarea y siempre con las sandalias negras y las uñas de color del top que llevaba. Pero en su expresion se denotaba mucho cansancio y un desamor que no tenia cura, se estrujaba por sus labios un deseo contenido y en sus manos toda su juventud arrancada.

El se acerco a ella y empezo a hablarle algo que no pude entender por los gritos de todos los niños jugando en mis oidos.

Luego de un momento, el ya alzaba la voz y ella igual, los gritos llamaron la atencion de todos en la sala de juegos, el gritaba cosas como: "No puedo, entiende carajo, largate en un taxi, no soy tu marido, ruca de mierda" y ella le respondia algo asi como: "Siempre es lo mismo ya estoy harta, nunca estas, nunca!", Ella dejandolo parado y con lagrimas en los ojos se acerco donde yo estaba cogio al niño y salio por la puerta que estaba detras mio, el, poniendose los enormes lentes oscuros de policia, y acomodandose las canas que resaltaban su avanzada edad salio detras de ella.

Luego de esa inquietante escena regrese a mi sitio de paz, mientras mi hijo seguia en su juego personal, todo el comedor volvio a la normalidad y a nadie parecio importarle lo sucedido minutos antes.

Pero desde el estacionamiento los gritos no cesaban.

De repente, tres balazos me devolvieron a la realidad, los gritos de una señora afuera en el estacionamiento alertaron a todos los comensales que tan sorprendidos como yo, corrieron a agarrar a sus hijos, todo se volvio confuso y en camara lenta.

Cogi a mi hijo entre mis brazos y lo unico que se me vino a la mente fue un asalto, un secuestro "Dios mio, protegeme" solo atine a decir mientras besaba la frente de mi asustado hijo.

Luego de unos minutos de confusion, lentamente me asome a la ventana que daba al estacionamiento, y la escena que vi tan solo me hizo coger a mi hijo con mas fuerzas aun.

La mujer estaba llorando sentada en el suelo con un arma en las manos, el policia estaba muerto sentado cobre un charco de su propia sangre, aun con los lentes oscuros puestos y el llanto ensordecedor del niño.

Senti como se mi alma se estrujaba al ver esa terrible escena, empece a temblar de miedo cogi a mi hijo y sali corriendo del lugar, llegue a la avenida mas cercana y pare un taxi, subi en el sin decir una palabra y una vez ahi mire a mi hijo que calladito me miraba como preguntandose muchas cosas , solo lo abrace una vez mas y eche a llorar.

0 Arrinconados:

Publicar un comentario

SUELTA LOS DEDOS HUMANOIDE...