Martes de Mierda


Soy el dedo que permitiste ingresar en tu fabrica de sal, que solo abrió de 9 a 10, en la noche perpetua, en cuarto oscuro de jirón ansiedad, soy el demonio expulsado de tu presencia, soy el abaniquero, que murió tratando de secar tu sudor, al sufrir por ese maldito llorón, que nunca decidió, porque su corazón de arena es, arena y sal, sal, como las lágrimas que brotan de mis pupilas, porque quererte quiero, pero creerte no puedo, porque viva entre muertos estas, radiante y pura, negra y blanca, eres la mano que me acaricia, el libro que me arrulla, el agua que me refresca, eres mucho mas que dos palabras formando un vacio en mi cabeza, eres eso y mucho más, puta madre mucho más. Pero por más que gritarlo quiero, tu no estas, no quieres estar, vienes y te vas, vives en mi memoria, la que no hay, porque descabezado soy, voluble, miedoso, cobarde, repugnante, inmundo, inverosímil, crédulo, litigante, anarquista del olvido, alquimista de tu oído y tu detrás de la oreja, que me hacia sangrar, tu indiferencia. Todo eso soy, un pobre huevon de mierda que no sabe que hacer, aunque tenga las respuestas en sus manos, un poeta muerto que vive en su palabra, un historiador que su mente ya no recuerda más, un trovador que olvido llorar, una guitarra que olvido sentir, un puñal que no sabe matar, un veneno que quita la sed, un ombligo que en el medio no vive más, un padre que hijos imagina tener, un perro sin hueso, un gato sin ratón, un huérfano sin cajón.

Empieza la balada mas triste que escuché, aún miro el teclado, siento mis piernas adormiladas por esta silla de mierda, que mata mi luchar,
puños sucios, frió en la nuca, carajo, que difícil es escribirte y sin embrago llevo años haciéndolo, ¿cuàntos?- 50 mil. No me quejo, porque siempre con tu desprecio veo mi meta, es como cuando volaba cometa en el cerro de la locura, hace ya mas de 30 años con mis amigos de barrio, con la pequeña Marujita, hija del costurero, que nació en el cementerio, en la bajeza, de su destierro, de padres alcohólicos, de hijos enfermos, pero no te salgas del tema, que de otro poeta copias dirán… Eso es todo de lo que mi niñez recuerdo, porque ciego quedé, ciego al no poderte ver, ver como matabas mis esperanzas y asesinabas mis sueños, porque dormida estas, duermes tranquila mientras lloro yo, lloro tu partida, oh maldita hija nacida del engaño, de padres enjaulados en circos de promesas y desdén, pobre niña rica que solía jugar con muñecas de ilusión y que terminó matando su imaginación, al casarse con aquel muchacho, que tocarte no sabia, que golpearte prefería, porque nadie le dijo como tratar a la reina de las rosas, que entre espinas nació y amando murió. Es hora de descansar, porque mi mente cansada está, de este sufrimiento, que nace en mi pecho, vuela a mi cuello, juega en mis piernas y muere en mis manos. Mi lápiz se acaba de gastar, solo pensamientos amontonados quedan entre tu y yo, ven, entra en mi cerebro, duerme en él, acaríciame con tus golpes, ámame con tu indiferencia, sigue matando mi forma de amar, sigue alimentando mi amargura, mi pena, mi dolor, ven, que ya no hay nadie que me vomite amargura como lo hacías tu, que no hay nadie que me hostigue el corazón, que me castigue la razón que me manosee la cordura y bese mi locura, solo tú.

2 Arrinconados:

Extraño escribir de la manera en la q tu lo haces.
Extraño hacerlo porque ya no hay quien para que yo lo haga.
Extraño solo extraño.
Y no hago nada para dejar de hacerlo.
Porque amo extrañar.

T entiendu amigitu, tu y tus locuras, todo esta bien ijito pero deja de comerte los cuates XD

Kisses Sr.F

Publicar un comentario

SUELTA LOS DEDOS HUMANOIDE...