Y te dirá Mamá....

http://img134.imageshack.us/img134/6436/111ybl.jpg

Era de mañana en Casa de Milton, estaba sentado, hundido en su sofa, mientras esperaba que terminara de bañarse, era un jueves normal de Julio, hacia frio, yo estaba de vacaciones en el instituto, y aun no encontraba trabajo, no dejaba de observar aquel maldito reloj que avanzaba y su tic tac me hacia volar en un enjambre de pensamientos de rabia y frustracion, porque un dia antes me habias botado de tu casa con un, no te quiero volver a ver nunca más, me hiciste caminar por todas las avenidas de tu nuevo barrio, secandome las lágrimas que me tocaban el alma.

Milton salió de la ducha, llevaba una toalla en la cabeza y otra mas grande rodeando su cintura.

-¿Asi que te cagó?
-Si
-Oe pero tienes que comprenderla, su estado la hace ser impulsiva
-Si ya sé, pero igual me dolió.
-Si Compadre, animo vamos a tomar desayuno, yo invito
-Siempre sabes como levantarme el ánimo
-Y tú la billetera jajajaja
-Huevon

Desde el primer piso, la voz de la mamá de Milton llegó a mis oidos en forma de un "Fernando, telefono" Mi sorpresa fue inmediata, mire a Milton y el a mi, avance hasta el pasadizo donde se divisaba el primer piso, donde la Señora Yolanda sostenia el telefono, la observaba sosteniendome del muro que detuvo mi andar apresurado, y mi mundo se detuvo cuando ella me dijo: "Se llevaron a Sara al Hospital"

No recuerdo muy bien que pasó luego de eso, no se si fui en taxi o en combi o volando, pero 20 minutos despues, atravesaba la puerta de la sala de espera del aquel celestiverde hospital, mi debil y nervioso ser, encontró calma al encontrar tres caras conocidas, que me regalaron una sonrisa al verme parado ahi, era mi hermana Karina, Tia Norma y su hija Kari.

-Qué Paso? Pregunté
-La han subido para que dé a luz, ya esta en trabajo de parto. Me dijo Karina dandome un abrazo y cogiendome fuerte las manos, en un gesto de solidaridad.
-Solo hay que esperar, tu estate tranquilo Fer, vas a ver que todo saldra bien. Me dijo Kari mientras me acompañaba a sentar en las frias bancas azules de aquel hospital.

El silencio y la tensa calma tomaron por asalto toda la sala de espera, habia gente caminando, enfermeras corriendo, hombres nerviosos y a lo lejos niños llorando, bebes naciendo.

Mis manos eran pedazos de gelatina, mi impaciencia me alteraba y solo caminaba de un lado a otro.

Las puertas del Ascensor se abrieron y una enfermera salió, con una tablilla, blanquisima y super contenta, me avalance hacia ella y le pregunte por tu estado, ella puso la cartilla contra su pecho y me dijo, todo salio muy bien, es una niña ahi la estan bajando. Mis ojos se divorciaron de la imagen borrosa de la enfermera y todo mi ser se concentró en el interior de ese ascensor de donde a paso muy lento salia Micaela en su pequeña mantita, y gritando a mas no poder al verse indefensa en este mundo tan brillante y tan frio, sus ojos aun cubiertos me buscaban, sus manos arrugadas se movian y se perdian en el aire, me quedé estatico, fue el segundo mas largo de toda mi vida, no pude más y solté esa lagrima cursi que la tenia atorada en la garganta, me limpié la cara y la acerque hacia su piel, queria abrazarla, queria cargarla, fue la bebe más hermosa del mundo, llevaba ese rosado angelical que aun hoy conserva cuando se queda dormida entre mis brazos.

Se la llevaron y la pusieron en un cuarto lleno de cunas donde todos la podiamos ver desde un vidrio, para ese entonces ya habian llegado mas familiares y por su puesto tu madre con un enorme arreglo floral, Todos se saludaban y querian ver a la primera nieta de la familia, entre risas y alegria todos se confundian, y yo pegado al vidrio, no queria saludar a nadie, no podia dejar de mirarla.

Cuando finalmente bajaste, toda adolorida, machacada, exhausta pero feliz, permaneciste en tu cama, tratando de recuperar fuerzas, volteaste la cara que se encontró con la mia, viendote desde la puerta, me regalaste una sonrisa y yo solo te dije moviendo los labios: Gracias.


Y Te amaré por acerkarte a mi razón...
por poblar mi historia y mis fabulas verdad
Y te amaré... por dejarme entrar... por ver mas allá del tiempo y del disfráz...
Y te amaré porke tu viento esta... arrasando kon los templos y kon toda la ciudad...
Y te amaré... por tu temblar... y seguiré fusilando paredes con mis manos...
Tú sabes ke por siempre, por siempre Te Amaré...


Feliz Día Sarita
Eres una Super Mamá
Te Amo

5 Arrinconados:

es lo mas lindo que te he leido.
la canción es muy lenta

Que hermoso relato loco, casi me arrancas una lagrima cursi pero yo soy varón pe y no lloro nunca.. más mentiroso! jaja
El momento en que nacen nuestros hijos siempre será uno de los más especiales de nuestras vidas no?
Feliz día de la madre a la buena Sara..

Tus relatos son como pasitas y guindones al centro de una torta! yumi yumiiiiiiii!!!

¡FELIZ DÍA PARA SARITA!

Por favor Nando, dale un abrazo grandote de mi parte.

Lu
Mamá de DOS chancletas

:) precioso!!... lo has narrado muy bien, se ´siente el feel :D

Gracias a ti y felicidades a Sarita :)

Publicar un comentario

SUELTA LOS DEDOS HUMANOIDE...