La Señorita Virginia


Era un domingo asqueroso en sus primeras horas con sabor a cigarro y chelas de acompañantes desconocidos de una noche anterior, de miles de noches anteriores. Habia ido a recoger a mis progenitores para el desayuno respectivo de cada primer domingo, de cada mes. Las calles de mi ex barrio exclamaban sus brillantes cambios en mis pasos pausados, el olor a quinua recien cocinada, pan con camote y caldo de gallina se mezclaban con mi perfume barato que una esposa abnegada con los vueltos del mercado pudo comprar.

Llevaba un cafarena que me tapaba la mitad de la cara, y unos enormes lentes oscuros que cubrian la otra mitad, Frio de mierda, caminaba y maldecia, mientras mis manos se hundian más y más en los bolsillos de mi pantalón. La neblina y el desgano me jodian las ganas de levantar la mirada, tal vez para evitar el saludo a un vecino o simplemente para contemplar esos exquisitos zapatos marrones que recien me habia autoregalado.

Y ahi venia ella, tan vieja, tan encorbada, tan cagada; La edad y el tiempo, sabios enemigos de la felcidad, le habian quitado toda la dureza de sus años mozos, los menos hermosos, un saco cubría su debil cuerpo y sus pasos envejecidos trataban de sacarme algún recuerdo nostalgico. La Señorita Virginia. Licenciada en Literatura. Vieja de mierda.

Ni me reconoció. 12 años despues. Lentes oscuros. Zapatos nuevos. Vieja de mierda.

Me quedé parado mientras pasaba su oxidada existencia por mi costado derecho, miré hacia el cielo para luego terminar observando como se alejaba de mi, aquel cuerpo sextogenario, Cogi mis lentes oscuros que solo eran un dispositivo de distracción ya que me paseaba por un invernal setiembre, me los acomodé y seguí mi rumbo.

La Señorita Virginia fue la castigadora linguista de mis años secundarios en el colegio nacional Nº 138 "Proceres de la independencia", Hitler de los puntos y las comas, Pinochet de las obras literarias, Hugo Chavez de los periodicos murales de cada mes, con sus perfectos castigos "extiende la mano" a reglazo limpio, su cabello en una perfecta cola de caballo, sus enormes caderas de solterona por los 50; sí, la tia ya habia vestido todos los santos y los no tan santos, la arrechura del profe de karate al querer levantarse tremendo lomazo, que su única muestra de cariño era un
buenas tardes y una volteada de cara impresionate que dejaba aún más huevon al bigoton del profe. Alguien por ahí dijo que la vió sonreir, pero era imposible ella no sabia lo que era la risa, eso se convirtió en una leyenda urbana.

La señorita Virginia o La Tia Tombo, como astutamente bautizó su servidor, me llevó a la oficina del director una vez, cuando con Jesus Chauca, el Muelas, inventamos el juego "tirate a mi hermana" que consistia en una suerte de jueguito escrito en un papel y que l
a Tomba llegó a leer. Señor Chamaya me puede explicar que significa "Quiero Tirarme a tu hermana hasta que mi leche le salga por las narices". Toda una verguenza para la familia.

La Señorita Virginia es una de las causas por las cuales uno nunca extrañaria volver a las aulas, aunque verla asi de chiquita y terminada sólo me dejo un sabor de agradecerle en mi mente por darse la paciencia de querer enseñar a este mozalvete su nutrida y complicada profesión.

16 Arrinconados:

asuuu...

bueno, yo me he encontrado con mis profesores unas cuántas veces y me han reconocido aunque otras no ha sucedido lo mismo!

me miran y me dicen que estoy mas grande (obvio), me preguntan si ya tengo dos carreras al menos, yo les digo que me gusta escribir y eso no es carrera y eso me importa, me miran y rien como que uno les hace una broma, y lo peor es que quieren jalarte los cachetes.


excelente blog

saludos

JAJAJA la señorita Virginia existira siempre,
esa imagen la de tu post se parece a mi auxiliar...

Me pregunto porque las auxiliares habran nacido menopausicas!!!

Viejaa de mierdaa xDDD!! jaja, oe q pendex pa inventar ese jueo jaja, en mi cole tmbien habia un jueo de manos q tenia q ver con lo sexual, casi nos botan a todos, pero nos salvó 1 profe, ese profe todos keremos jaja, gracias a él no nos botaron jaja,bueno cuidate ps Nando :P

me quedo con este genial parrafo...

"La Señorita Virginia. Licenciada en Literatura. Vieja de mierda."

me hizo acordar una vez que estaba buscando la biografia de una porn star, que empezaba bien chévere diciendo que la susodicha habia nacido en tal sitio, que de niña habia estudiado ballet, que habia estudiado en tal high school, hasta que llegó a la adultez y se volvió (palabras textuales) "tremenda puta"... jajajajajajajajaja... me cagué de risa cuando leí eso, está en wikipedia ah..

No hay razón ninguna en mi experiencia, que me asomé de nuevo al cole; y menos una de agradecimiento. Lo odio con odio jarocho.
Un abrazo, varón.

Todos los profes de linguistica, y toda esa mela siempreson asi o k?,xq mi profesor cuando estaba en primaria tenia su palito de madera y nos daba en la mano x no hacer la tarea jaja, era locazo ese tipo, asi como la profe virginia debe haber miles en el Perú.
saludos xD

creo q me llevaria bien con todos mis profes, claro en el cole habian jodidos pero nunca me tocaron en clase.
mis profes eran cheveres, mis profesoras lindas con nosotros, al q le tenia colera al maricón del supervisor, yo pensaba q si ser gay era terminar asi de cabro y fingiendo una masculinidad q él a todas luces no tenia, pues me cortaba un huevo antes de llegar a ser gay.
pero bueno 15 años despues no me parezco al chivo de ese supervisor pseudo estricto, pelucón y soplaflautas

Siempre hay una profesora que te asusta, en mi colegio había una y la llamabamos "La Macho" ella enseñaba Historia y aprendías o APRENDÍAS :S

bsos de esposa primeriza y Recién casada

Jaa todos tienen su "Señorita Virginia. vieja de mierda"... me cagué de risa.

LaChata

Todos de alguna manera u otra tenemos una profesora q cae mal a todos, y eso es por meritos propios del profe!
buen blog amigo nando
y saludos a la distancia!!!!
XD

Vaya nombre... Virginia... será aún virgen?
Jajaja siempre tenemos esos profes a los que les pusimos la cruz, y años más tarde cuando los vemos por ahí, como que nos inspiran algo más noble que en épocas escolares, no?

Me despertaste la nostalgia.

y en qué consiste ese jueguito joven Chamaya...

Odio el colegio pero por otras razones puaj! puaj!

Nunca me llevaron a la dirección, era tranquila xD
Y bueno, había una profe mala, q pegaba con la regla, terminado el cole nunca más la vi, supongo murió xq estaba bien vieja u_u

jaja...k roxe!!
siempre hay una profe asi..rentra menopausica
Naa me encanto tu blog..ya te sigo!...
Saludos =)

JaJaaja no faltan los profes asi!

Pero creanme que si conocieran a la del dibujo (Elba esther gordillo); no quisieran ni que les reconociera en la tele, jajajaja

Saludos desde méxico

Publicar un comentario

SUELTA LOS DEDOS HUMANOIDE...